El verdadero espíritu de la Navidad

La Navidad es una fiesta tradicional compartida por la mayoría de los habitantes de la tierra, se celebra con regalos, reuniones y comidas familiares.

Esto, sumado a las luces de las calles y los adornos de nuestras casas nos recuerdan un aspecto de la fiesta navideña, quizá el menos importante de todos y el más superficial, y aunque, como decía Juan Pablo II, no es negativo “pero corre el riesgo de distraernos del auténtico espíritu de la Navidad”.


De dónde viene la celebración

“Porque tanto amó  Dios al mundo que le dio a su Hijo único” (Jn 3, 16). Estas palabras del evangelio de San Juan, encierran en sí mismo el verdadero significado de la Navidad, pues nos hablan del infinito amor de Dios al hombre al entregarle a su hijo.

Your browser may not support display of this image. Según nos cuenta la Biblia, Jesucristo nació en Belén en un humilde establo rodeado de animales, sus padres José y María, no tenían riquezas materiales, así que tuvieron a su hijo en medio de una gran pobreza pero llenos de un profundo amor. Más de 2 mil años después, esta historia sigue conmoviendo los corazones de millones de personas en todo el plantea.

Pero la Navidad no es simplemente la difusión de esta historia, se trata de una vivencia que vuelve a repetirse cada año en el corazón de los creyentes.

El mejor regalo

La Navidad se ha convertido, y con toda la razón, en la fiesta de los regalos, pues es la celebración del regalo más grande recibido por la humanidad: el nacimiento de Jesucristo.  Muchas veces nos entristece no recibir regalos y no entendemos que el más grande y maravilloso regalo nos lo dio Dios hace más de 2 mil años en la primera Navidad.

Lo material no es lo más importante, pues “lo mejor de la vida son las ilusiones de la vida”, escribió Balzac. Aun así, no hay navidades ideales, solo las navidades en las que decidimos pensar y reflexionar  sobre nuestros valores, sobre nuestros deseos, nuestros afectos y nuestras tradiciones.

La Navidad está  en nuestras manos, la vida está en nuestras manos y este mundo, a veces tan complejo, tan ingrato y a  la vez tan prometedor, también está en nuestras manos… depende de nosotros convertir cada día en Navidad, haciendo las cosas con amor, con fe y siendo mejores humanos, con la esperanza que el mundo puede cambiar para bien…

About these ads

~ por Claudia Rodríguez-Hidalgo en noviembre 21, 2009.

Una respuesta to “El verdadero espíritu de la Navidad”

  1. la navidad es muy inportante para todos los cristianos por el nacimiento de jesus

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: